COMO SUPERVISAR A SUS HIJOS INTERNAUTAS

Este es un fragmento de un artículo que formaba parte de un proyecto de página web que yo estaba realizando hace algunos meses, hoy lo publico para ustedes… espero les guste y les sea de ayuda.
En la actualidad, la Internet está omnipresente en la vida diaria, es una palabra de uso común en la vida de millones de personas alrededor del mundo.
Si bien la Internet es una herramienta poderosa para compartir información de interés en diferentes formatos (texto, imágenes, sonidos, videos) y que puede ser de mucha utilidad para ampliar los conocimientos en los estudiantes, también se ha convertido en una gran amenaza para los niños y jóvenes internautas, ya que es fácil que personas sin escrúpulos utilicen la Internet para "subir" información plagadas de violencia, intolerancia, pornografía y más.
Cada día los jóvenes dependen más de la tecnología para comunicarse y descubrir su identidad. Los expertos afirman que la Internet es el medio de socialización de ésta época.
Se ha comprobado que vigilar disimuladamente a los adolescentes es inútil e inadecuado. Además de que es casi imposible leer las ventanas que ellos abren y cierran con gran rapidez. Por ello le recomendamos tomar las siguientes medidas para protegerlos sin menoscabar su libertad:

1) Habla con tu hijo sobre sus actividades en Internet y sobre qué le interesa en particular. Susana Stern, experta en cultura juvenil y uso de Internet de la Universidad de San Diego (E.E.U.U.) es partidaria de una comunicación sin prejuicios. Muchos jóvenes tienen su blog personal (una especie de bitácora en línea donde se comparte cualquier información) o frecuentan chat rooms (conversaciones en línea) para socializar y confesar todo lo que se les ocurre. Si tu hijo está revelando información personal en un blog, pregúntale sus motivos para exponer esos temas en la Internet, ayúdelo a reconocer la diferencia entre compartir música o un poema y revelar sus datos personales. Explicale en qué casos es sensato usar un seudónimo y recuérdale que el mundo virtual es público y miles de personas pueden ver y leer lo que escribe. Adviértele que las fotos, los blogs y los mensajes que envíe al ciberespacio permanecerán allí y quedarán fuera de su control. Susana Stern señala que ésto es algo que la mayoría de los niños y jóvenes no comprende. Haz que tu hijo se imagine cómo se sentiría si, al buscar empleo dentro de algunos años, le mostraran algo íntimo que publicó él mismo en la Internet.

2) Establece límites. El estudio titulado "Generación M: los medios electrónicos en la vida de niños y adolescentes de entre 8 y 18 años" muestra que los jóvenes dedican al consumo de información vía Internet el equivalente a una jornada de trabajo: casi seis horas y media al día, en promedio. Dos tercios de ellos usan los mensajes instantáneos, el famoso "chat". Uno de cada cinco cuenta con un blog propio. La comunicación en línea puede ser un ejercicio creativo para los adolescentes y un desahogo positivo para los que tienen poca confianza en sí mismos. Pero también tiene una faceta negativa. En Internet la gente dice cosas que no se atrevería a expresar en un diálogo frente a frente. El anonimato y adoptar diferentes identidades siempre han sido parte de la cultura de la Internet; el uso de seudónimos alienta a los jóvenes a no hacerse responsables de sus actos. Psiquiatras atienden con frecuencia a jóvenes que han perdido la capacidad de distinguir entre la realidad y el fantasioso mundo de Internet y sus juegos en línea. La Internet es un terreno extremadamente seductor para niños y adolescentes pues experimentan una libertad absoluta, que no pueden disfrutar en su vida diaria. Mientras tanto, la mayoría de los padres permanece ajena a lo que ocurre.

3) Seamos realistas. No todo en la Internet es malo, ésta puede ser una herramienta poderosa de conocimiento e información. También la Internet es un medio de expresión creativa y comunicación instantánea. Sin embargo hay que estar alertas, pues constantemente es utilizada por acosadores, charlatanes y otros delincuentes quienes pueden contactar a nuestros hijos con sólo hacer "click". Los jóvenes y los niños no se imaginan una existencia sin Internet porque han crecido entre computadoras y consideran el mundo virtual como una esfera más de la vida diaria. Así que sólo nos queda a los adultos actualizarnos y estar al día en temas de tecnología para apoyar mejor a nuestros hijos.

1 comentario:

Aline dijo...

Hola. Creo que tienes razón, conozco mucha gente que no supervisa en lo mas minimo ni el tiempo ni el contenido de lo que sus hijos ven en internet; ademas de que una gran mayoría ni siquiera sabe como utilizar una computadora.

Sinceramente las dichosas "brechas generacionales" ya no deberían existir, el mundo actuamlemnte necesita que constantemente nos estemos actualizando en todos los sentidos; y especialmente con la tecnología los que tenemos hijos pequeños debemos darnos cuenta del sinnumero de cosas que nuestros hijos ya tienen a su alcance y que para ellos son normales y no una novedad que son para nosotros.

Suscríbete para recibir información de mi blog en tu correo

Escribe tu direccion de correo:

Delivered by FeedBurner